Noticia

Gobierno anuncia nueva regla de asilo que aumenta capacidad para negar casos y acelerar deportaciones

Publicado el 8 de julio de 2020
por Jorge Cancino para Univision. Fotografía por Getty Images

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anuncia una nueva norma que hará más difícil encontrar refugio en Estados Unidos, y aquellos que no califiquen serán deportados inmediatamente por las autoridades de inmigración.

El gobierno de Donald Trump anunció este miércoles la publicación de una nueva regla que endurece los requisitos para pedir asilo y otorga mayores poderes a los departamentos de Seguridad Nacional (DHS) y de Justicia (DOJ) para “considerar emergencias públicas” y determinar si un extranjero constituye “un peligro para la seguridad de Estados Unidos” y por lo tanto no es elegible para el beneficio.

El DHS junto con la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR, Corte de Inmigración), dieron el aviso de publicación de la nueva regla en el Registro Federal (diario oficial estadounidense).

“Esta regla propuesta enmendaría las normas del DHS y DOJ existentes y aclara que ambos Departamentos pueden considerar emergencias públicas basadas en problemas de salud en enfermedades transmisibles debido a posibles amenazas internacionales de propagación de pandemias cuando se determina que “existen motivos razonables”, señala el documento.

En estos casos, los extranjeros no serán elegibles para asilo “o la protección de retención de deportación” estipulado por la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) aprobada por el Congreso en 1965, agrega.

Deportaciones aceleradas

La norma también indica que el gobierno podrá deportar a solicitantes de asilo de manera acelerada si reciben una negativa durante la entrevista de miedo o temor creíble, el primer paso de un largo proceso que deben enfrentar quienes llegan al país en busca de la protección del gobierno.

El gobierno argumenta que la nueva política de deportaciones aceleradas “agiliza el proceso” al tiempo que “minimiza la propagación y la posible introducción en Estados Unidos de medios transmisibles y enfermedades generalizadas”.

“La nueva regla anunciada niega el derecho de los solicitantes de asilo a una audiencia eficaz ante un juez”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles (California). “No están respetando los derechos de estas personas”.

A juicio del abogado, el gobierno está utilizando la pandemia del coronavirus para seguir impulsando su política de tolerancia cero en la frontera. “La implementación de la justicia tiene que hacerse de una manera legal. Una enfermedad no debería ser una excusa para quitarle los derechos a estos individuos. No me cabe la menor duda que al final del día esta nueva norma será demandada en los tribunales”, indicó.

El gobierno dijo que la regla propuesta este miércoles “modificará” el proceso para evaluar la elegibilidad de los extranjeros para el aplazamiento de la deportación bajo el argumento que se trata de “un peligro para la seguridad de Estados Unidos”.

El DHS podrá ejercer su “discreción sobre cómo procesar a las personas sujetas a deportación acelerada y que no son
elegibles para asilo”, añade el nuevo reglamento.

El gobierno dijo que una vez publicado, se abrirá un período de comentario de 30 días, luego del cual se publicará la regla final.

Las justificaciones

La norma precisa que el cambio “busca mitigar el riesgo de una enfermedad mortal transmisible traído a Estados Unidos, o que se pueda extender en el país”.

“Así, los departamentos propondrán cuatro reformas fundamentales y necesarias al sistema de inmigración”, indica:

  • Aclara que el peligro para la seguridad de Estados Unidos impide la elegibilidad para el asilo;
  • Hacer que, estas barreras sean aplicables en las evaluaciones de miedo creíble y deportación acelerada:
  • Permitir la deportación acelerada de aquellos que sean rechazados;
  • Declarar a quienes no califiquen como un peligro para lña seguridad del país.

La regla señala que aquellos extranjeros deportables que corran peligro en sus naciones podrán ser expulsados a terceros países.
Indica además que la nueva regla “se aplicará a extranjeros que ingresen a los Estados Unidos” tras la publicación, y advierte que “no estarán sujetos” los extranjeros que antes de la fecha de entrada en vigor de la norma calificaron para pedir asilo o indicaron temor creíble de persecución si son deportados a sus países.

“Esta nueva regla prácticamente va a deshacer la ley de asilo político, algo que este gobierno ha querido hacer desde hace mucho tiempo”, dice la abogada Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California, en San Diego.

“Son muy oportunistas para encontrar una oportunidad para declarar que habrá cambios en la salud, la seguridad interna o lo que sea y obviamente, resulta que con esto las personas se desilusionarán y se regresarán a sus países porque todo estará perdido para ellos”, agregó.

“La medida no me sorprende en lo más mínimo”, añadió Velásquez. “Causará un daño muy profundo a la política de asilo y a los solicitantes de asilo que buscan nuestro país para proteger sus vidas”.

Para el abogado de inmigración Ezequiel Hernández, quien ejerce en Phoenix, Arizona, la nueva regla de asilo se trata de “una medida draconiana que utiliza el miedo desatado por la pandemia del coronavirus para dañar el debido proceso migratorio”.

La historia de los refugiados en Estados Unidos se mantuvo estable hasta la recesión y el fin de la Primera Guerra Mundial, cuando el Congreso aprobó leyes de cuotas para regular y la inmigración proveniente de países que, en aquellos años, se consideraban indeseables y hasta hostiles, explica el libro ‘Inmigración: las nuevas reglas, una guía de Univision’. Entre los argumentos considerados por el legislativo de incluía enfermedades de tipo infeccioso.

Luego, a causa de la Segunda Guerra Mundial, surgieron nuevas normas internacionales sobre refugiados y asilados que huían de la persecución de los nazis y del holocausto. Sin embargo, Estados Unidos no aprobó una ley de acuerdo con estas nuevas normas hasta 1980, cuando se aprobó la Ley de Refugiados la cual se convirtió en parte del Código de Inmigración, agrega.

Ir a la nota fuente

Clasificación

Nivel legislativo

Federal

Tema(s) general(es)

  • Deportación


  • Noticias recientes

    Publicada el 18 de septiembre de 2020

    México: CNDH culpa a gobierno por migrante muerta por COVID

    Publicada el 17 de septiembre de 2020

    Llegan a la ciudad migrantes

    Publicada el 17 de septiembre de 2020

    Denuncian extracción de úteros en centros de migrantes en EU; la SRE ya investiga