Noticia

Corte de Inmigración anuncia una nueva política enfocada en acelerar los procesos

Publicado el 5 de febrero de 2020
por Jorge Cancino en Univision Noticias. Fotografía de Univision Noticias.

La Corte de Inmigración de Estados Unidos anunció la puesta en vigor de una nueva política cuyo objetivo principal es acelerar los procesos para descongestionar los tribunales, que a finales de enero acumularon cerca de 1,100,000 casos.

Por medio de un memorando, la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) anunció una serie de nuevos procedimientos a partir del 31 de enero que afectarán tanto prácticas administrativas como el debido proceso.

Las nuevas instrucciones impactarán “ciertas prácticas de administración de casos y casos de detención, incluidos casos de expulsión, audiencias de re-determinación de custodia, revisiones de miedo creíble y/o miedo razonable, ausencias no programadas ante jueces de inmigración, casos reprogramados y otros”, se lee en memorando.

La EOIR recordó que su misión principal es “adjudicar casos de inmigración interpretando y administrando de manera justa, expedita y uniforme las leyes de inmigración”, y que en todos los casos “los jueces de inmigración buscarán resolver las preguntas ante ellos de manera oportuna e imparcial, de conformidad con la Ley y los reglamentos”.

Abogados consultados por Univision Noticias dijeron que la aceleración de los procesos “ayudará en unos casos, pero podría afectar en otros”. Advirtieron además que esperarán para conocer los efectos de los cambios.

“Esperamos ver un balance entre dar un servicio eficiente y hacerlo bien”, dijo a Univision Noticias Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. Advirtió que “si nos enfocamos solo en la velocidad, como en cualquier trabajo o profesión, el que lo hace rápido termina haciéndolo mal”

“Ojalá que sea profesional y ético los cambios que están anunciando”, agregó. “Que no se trate de una agilización a costa de hacer un trabajo bien hecho, y se respete y cumpla el requerimiento de representación legal tal como lo amerita la ley”, apuntó Barrón.

La EOIR dijo que los “retrasos innecesarios” no benefician a nadie, ni al extranjero ni al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y que las modificaciones a la política de funcionamiento ayudarán al descongestionamiento de los tribunales.

En los casos de inmigrantes detenidos, la nueva política establece apurar “a la fecha más temprana posible” las audiencias de fianza, al tiempo de “hacer todos los esfuerzos para completar estos casos de manera expedita”.

“El calendario de casos de detenidos y las audiencias fianza de personas detenidas será de la máxima prioridad en relación con el calendario de todos los demás tipos de casos”, añaden las nuevas reglas.

En caso de que no se cumpla con esta instrucción, la EOIR advierte que los empleados responsables de demoras “pueden estar sujeto a medidas correctivas”.

En los casos de deportación, la nueva política establece que los expedientes serán ventilados dentro de los tres días posteriores a la presentación de la Notificación de Comparecencia (NTA).

En los expedientes del DHS no programados, “la audiencia debe ocurrir a más tardar diez días después de la presentación del NTA”, agrega.

La EOIR dijo además que mantiene el objetivo de completar el 94% de las audiencias de re-determinación de custodia dentro de los 14 días desde el recibo de una solicitud.

También indicó que las revisiones de ‘miedo creíble’ “se concluirán lo más rápidamente posible dentro de las 24 horas”, pero en ningún caso más allá de siete días después de la fecha de determinación señalada por el DHS.

En el caso de una decisión negativa de miedo creíble, el reglamento señala que la EOIOR analizará el caso dentro de las 24 horas posteriores a la recepción de la solicitud de revisión.

“En ausencia de circunstancias excepcionales, se deben realizar revisiones razonables de miedo creíble dentro de los diez días posteriores a la recepción de la solicitud de revisión”, precisa.

Para el abogado de inmigración José Guerrero, quien ejerce en Miami, Florida, el nuevo reglamento de la EOIR “es bueno y malo”, simultáneamente.

“Bueno porque quieren agilizar los casos debido a las grandes demoras. Pero malo porque, si no le damos tiempo a los casos para estudiarlos y le damos la oportunidad, por ejemplo, a las personas en deportación, de preparar sus defensas, se pueden tomar decisiones incorrectas durante el debido proceso”, señaló.

Guerrero apuntó que “la experiencia indica que cuando se apuran los procesos se corre el riesgo de resolver los casos de manera incorrecta”.

La aceleración de los procesos se suma a la larga lista de cambios en las cortes de inmigración promulgados por el gobierno en los últimos tres años. Entre ellos, el retiro de la discrecionalidad para cerrar casos administrativamente y permitir que ciertos indocumentados, que no representan una amenaza para la seguridad nacional y tienen familias constituidas, permanezcan en el país.

Esta herramienta les permitía “actuar ante varias situaciones en las que hay otros tipos de remedios bajo las leyes de inmigración o los estados donde viven”, explicó en abril de 2018 a Univision Noticias Dana Marks, portavoz de la Asociación Americana de Jueces de Inmigración (NAIJ). “Dentro del debido proceso migratorio, la gente califica para un beneficio de acuerdo con lo que estipulan las leyes de inmigración”.

“Los jueves no queremos seguir un caso de inmigración cuando esos otros pasos todavía se tienen que resolver. Tal vez un expediente no está listo para una decisión porque hay otra avenida que resolver. Es entonces cuando se emplea esa herramienta”, añade.

“De esa facultad depende en la manera que se resuelve un caso”, dijo Marks.

Pero la nueva política, sumada al retiro de la discrecionalidad de los jueces, todo ello como parte de la política de ‘tolerancia cero’, disminuye las probabilidades de los inmigrantes de permanecer en Estados Unidos.

La nueva norma también establece que, en ausencia de “circunstancias excepcionales”, las revisiones de un caso, cuando haya habido miedo creíble, “se deben llevar a cabo dentro de los diez días posteriores a la recepción de la solicitud de revisión”.

Y en el caso de que un juez esté ausente para el día de la audiencia, la autoridad competente preguntará si otro juez de inmigración puede escuchar un caso ese día, y acomodar el expediente según lo programado.

La EOIR advirtió que la nueva política “reemplaza cualquier orientación previa en sentido contrario emitida”, y que el nuevo reglamento “no tiene la intención, no lo hace y no se puede confiar en él para crear ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por cualquier parte contra de Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados o agentes, o cualquier otra persona”.

“Nada en este documento debe interpretarse como un mandato que requiera un resultado particular en un caso específico”, apuntó.

Los cambios al reglamento de la Corte de Inmigración forman parte de la ‘tolerancia cero’ del gobierno para detener la inmigración indocumentada, una de las principales promesas de campaña del presidente.

Durante la rendición del 3er Informe sobre el Estado de la Unión, el martes ante el Congreso, Trump dijo que su gobierno procederá a deportar de manera acelerada a los inmigrantes que llegan sin papeles al país.

 

Ir a la nota fuente

Clasificación

Nivel legislativo

Judicial

País(es)

Estados Unidos

Tema(s) general(es)

  • Asilo/Refugio
  • Política migratoria
  • Migrantes
  • Tema(s) especifico(s)

  • Migrantes
  • Asilo
  • Política
  • Cortes de inmigración


  • Noticias recientes

    Publicada el 17 de febrero de 2020

    La FGR solo ha llevado ante un juez el 1% de los delitos contra migrantes

    Publicada el 17 de febrero de 2020

    Viajan solos alrededor del 25% de menores migrantes en Chihuahua

    Publicada el 17 de febrero de 2020

    Exigen con urgencia armonización de la Ley de Migración y Ley sobre Refugiados para proteger derechos de los niños, niñas y adolescentes