Blog

Remesas de dolor

Publicado el 12 de enero de 2022
por Eduardo Torre Cantalapiedra en Blog Nexos-El Colef "Observatorio Migrante"

El pasado 9 de diciembre, 55 migrantes perdieron la vida en Chiapas cuando volcó el camión que los transportaba hacia el norte; otras 105 personas resultaron heridas. El discurso oficial se centró en señalar a los traficantes de personas como responsables, mientras que la cobertura de los medios trató de reconstruir de la manera más detallada posible la cadena de eventos que condujeron a dicho suceso. No obstante, este trágico accidente también evidenció que las condiciones de vulnerabilidad de ciertos flujos migratorios conllevan que las comunidades de origen de estos migrantes reciban frecuentemente remesas de dolor.

El 15 de diciembre tuve la oportunidad de participar en el Primer Foro Internacional de Migración 2021 que fue organizado por la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional del gobierno de Guanajuato y auspiciado por la entusiasta labor en favor de los migrantes de su titular, Juan Hernández. El evento construyó una polifonía de voces de los diferentes actores sociales que intervienen en los fenómenos migratorios: políticos, representantes de organismos internacionales, religiosos, miembros de organizaciones de la sociedad civil, académicos y, por supuesto, sus protagonistas: los migrantes. De acuerdo a uno de los asistentes, este Primer Foro Internacional lanzó un claro mensaje: “La humanidad y salvaguardia de las personas migrantes está por encima de las consideraciones respecto de sus orígenes nacionales”.

En el marco de este evento tuvimos la oportunidad de disfrutar del encendido discurso en defensa de los migrantes del P. Ismael Moreno Coto, S. J., conocido como Padre Melo, un prestigioso defensor de los derechos humanos de los migrantes en Honduras. Fue en una conversación con él que escuché por primera vez el término remesas de dolor, expresión que acuñó para referirse a un fenómeno de transferencia de sufrimiento hacia las comunidades de origen que se produce a raíz de las migraciones, mismo que ha observado en El Progreso, Honduras, cuando se producen sucesos trágicos en el camino y  cuando los migrantes regresan al país vapuleados por malas experiencias migratorias, entre otras. A continuación, propongo que los estudios migratorios deberían recuperar y analizar estas remesas de dolor en complementariedad con las ampliamente estudiadas remesas económicas y sociales.

Para continuar leyendo hacer click en el enlace de abajo

Ir a la nota fuente