Blog

Pandemia, Biden y AMLO: una fase más en el endurecimiento de las fronteras para las personas migrantes

Publicado el 18 de agosto de 2021
por Juan Antonio Del Monte en Blog Nexos-El Colef "Observatorio Migrante"

En las últimas semanas hemos visto mucho movimiento de funcionarios de alto rango vinculados con la diplomacia y las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos. Constantes pláticas y reuniones a nivel ministerial, llamadas telefónicas, visitas de mandos ejecutivos y hasta una invitación por parte de López Obrador para que el presidente Biden realice una visita de Estado a México. Si bien se observa un esfuerzo por regularizar la relación bilateral a partir de la diplomacia y no de amenazas arancelarias, y con ello delinear claramente las prioridades en la agenda bilateral actual, también se puede entrever que este ímpetu por unir voluntades parece conducir hacia una nueva fase en el endurecimiento de la frontera con corolarios poco beneficiosos para personas migrantes, desplazadas y solicitantes de asilo.

Pero vayamos por partes. Algo importante que hay que señalar es que, en una época de reconfiguración del orden económico global, el gobierno mexicano actual va con Estados Unidos. En un marco de creciente polarización internacional respecto a la recomposición económica-política internacional, donde hay dos grandes actores fundamentales —EE. UU. y China—, el gobierno mexicano no sólo es partidario de que la región tiene que alinearse con Estados Unidos por ser lo más conveniente para el desarrollo de la misma, sino que López Obrador incluso impulsó esta línea en su discurso frente a los ministros latinoamericanos reunidos en la CELAC, por más que la opinión pública se haya enganchado en sus diferencias con la OEA y la histórica injerencia del imperialismo yanqui. En resumen, en el plano de la diplomacia y la economía internacional México va con Estados Unidos, y esto es algo que el gobierno de Biden ha recibido con muy buenos ánimos.

Por otro lado, ambos gobiernos comparten una visión regional de desarrollo, lo que impacta directamente en la noción de integración e interdependencia entre ambas naciones. Esta visión regional ha sido planteada por el presidente Biden desde sus discursos de campaña y en su plan de migración y fue corroborada por las visitas que Kamala Harris hizo a Guatemala y a México, donde se comprometió a invertir varios miles de millones de dólares para combatir lo que llaman “las causas de origen de la migración”. Por su parte, el gobierno mexicano también ha invertido en el desarrollo centroamericano, especialmente con la extensión del proyecto Sembrando Vida. Por supuesto, esta estrategia de desarrollo regional tiene que ver con la idea de evitar la salida de las poblaciones migrantes de su país.

Para continuar leyendo hacer click en el enlace de abajo

Ir a la nota fuente