Blog

Más que “fuentes”: colonialismo cultural en la investigación de políticas migratorias y fronterizas

Publicado el 20 de abril de 2022
por Enrique Camacho Beltrán en BLOG NEXOS-EL COLEF "OBSERVATORIO MIGRANTE"

Alguna vez en un congreso de migrantólogos una investigadora me contó que ella y otras colegas suyas habían sido invitadas a una reunión binacional México-Estados Unidos para conversar sobre la política fronteriza del futuro. El grupo mexicano presentó sus trabajos primero. Las y los pares norteamericanos observaron en silencio una serie de estudios de caso, etnografías, autoetnografías, y en general estudios empíricos en ciencias sociales y políticas que versaban todos, sobre aspectos muy específicos de la realidad de las personas en condiciones de movilidad. Al terminar su exposición, sus homólogos norteamericanos, extrañados, manifestaron que los estudios eran extraordinariamente interesantes, pero no abordaban para nada el motivo de la reunión que era reflexionar qué tipo de política fronteriza deberíamos tener. A continuación, los asistentes norteamericanos procedieron a exponer sus trabajos sobre ética aplicada a las fronteras, teoría política que fundamentaban las políticas fronterizas, teoría de las relaciones internacionales aplicada al transnacionalismo fronterizo, etcétera. Las investigadoras y los investigadores mexicanos estaban claramente enfocados en entender y documentar los hechos; mientras que sus pares norteamericanos articulaban principios éticos para buscar el bien común con planes y proyectos institucionales y jurídicos.

La anécdota podría ser simplemente un chusco malentendido si no fuera porque en el fondo nos da una pista para entender dos rasgos muy perniciosos del diseño y ejecución de la política fronteriza mexicana: es meramente reactiva y no proviene de una discusión profesional, articulada, plural y seria sobre los principios que deben determinar el tipo de fronteras que las mexicanas y los mexicanos deberíamos tener. Todas y todos vimos al gobierno mexicano tambalearse, completamente sobrepasado, cuando las caravanas migrantes saturaron su capacidad de respuesta, o cuando el covid requirió la suspensión de las actividades administrativas y dejó a la administración pública incapacitada para dar respuesta a las solicitudes desesperadas. Parece que, a pesar de que la migración es un fenómeno persistente, el gobierno mexicano no es capaz de planear, ni para su operación ordinaria ni para los momentos de crisis.

Para explicar mi punto, la pista que nos proporciona la anécdota tiene que emparejarse con otros casos parecidos. De hecho, esta falta de análisis fundamentado y planeación no es un rasgo único de las políticas fronterizas, sino del ejercicio no profesionalizado y ético de la administración pública en México. Por ejemplo, si la autoridad no puede eliminar la corrupción y establecer buenas prácticas en una dependencia, mejor la elimina sin considerar a sus beneficiarios; si no puede gestionar la recolección de la basura en la alameda central, entonces retira los botes de basura, sin consideración de los residentes que tienen que tolerar las inundaciones ocasionadas por la acumulación de deshechos. Así, de alguna manera, el problema se ha eliminado, pero no desde un ejercicio profesional y ético que persiga el bien común gradualmente. De manera tristemente similar, por ejemplo, las políticas de asilo y refugio en México funcionan bajo esquemas de rechazo sistemático en detrimento de los derechos humanos de las personas en movilidad. O bien, en el peor de los casos, las solicitudes simplemente son ignoradas por la autoridad, a veces durante años. Como en el caso de los botes que son retirados para no resolver el problema de la basura, el largo tiempo de espera y los obstáculos administrativos son parte de una política de contención migratoria que evita analizar y planear para el bien común.

 

Para continuar leyendo hacer click en el enlace de abajo

Ir a la nota fuente 

Ir a la nota fuente

Clasificación


Entradas recientes

Publicada el 7 de julio de 2022

Del espectáculo a los sacrificios de frontera

Publicada el 29 de junio de 2022

Las mujeres indígenas de segunda generación en Baja California

Publicada el 22 de junio de 2022

Migración y militarización: un binomio incompatible