Blog

Hackear el espectáculo fronterizo: por una hospitalidad incondicional para migrantes y refugiadas

Publicado el 29 de septiembre de 2021
por Amarela Varela-Huerta en Blog Nexos-El Colef "Observatorio Migrante"

En el verano de este 2021, México ofreció pistas contradictorias a quien intenta comprender la política migratoria. Mientras se televisó —y todos celebramos— un acto de recepción hospitalaria para una delegación de jóvenes afganas refugiadas en el centro del país, en Tapachula miles de migrantes y solicitantes de refugio haitianos, pero también de Centroamérica y muchas otras regiones, esperaban información, ayuda humanitaria y respuestas eficaces a su solicitudes de refugio por parte de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) a la intemperie; o bien, resoluciones concretas en torno a la figura de visitante por razones humanitarias que, decían, podía otorgarles el Instituto Nacional de Migración (INM).

La espera y el silencio, la pasividad y el disimulo como formas de gobernar la vida de esas familias se volvió insoportable. Ante ello, los solicitantes de refugio y migrantes, sobre todo familias de personas negras, acordaron caminar en caravana. Lo intentaron más de tres veces. Todos estos episodios de lucha migrante fueron fuertemente reprimidos con estrategias militares y abiertas violaciones a derechos humanos por parte de funcionarios del INM.

Todo ello debería interpelar al debate entre la clase política y la sociedad civil sobre la xenofobia y el racismo, sobre la mutación de México de país santuario a país tapón, un territorio al que es muy difícil entrar por el sur y del que no se puede salir por el norte. Es impostergable, se evidenció con este último episodio de lucha migrante, hablar sobre el racismo social e institucional del México contemporáneo. Propongo dos postales para abonar a esta discusión.

Para continuar leyendo hacer click en el enlace de abajo

Ir a la nota fuente