Blog

Colombia-México: la frontera global de Norteamérica en el mundo pospandemia

Publicado el 25 de agosto de 2021
por Ariadna Estevez en Blog Nexos-El Colef "Observatorio Migrante"

Estados Unidos pidió a Colombia fungir como una especie de país seguro temporal para 4000 refugiados afganos que el gobierno del presidente Joe Biden está patrocinando para huir, después de que los Talibanes depusieran al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, a mediados de agosto. Estados Unidos está ayudando a huir a unos 13?000 afganos no porque sea una nación generosa frente al asilo, sino por su incapacidad de garantizar la democracia que impuso con una invasión militar. Y está pidiendo a diversas naciones que se hagan cargo de los afganos que fueron sus aliados mientras se procesan sus solicitudes.

Desde la administración de Donald Trump y hasta enero de este año, las solicitudes de asilo se estaban procesando en sus fronteras extraterritorializadas, en particular México, Guatemala y El Salvador. Sin embargo, hace mucho tiempo que la frontera política de Estados Unidos empieza en Colombia. La llegada de afganos y otros ciudadanos asiáticos y africanos a territorio norteamericano través de Colombia no es nueva, pero con este hecho va a intensificarse y se volverá más visible porque el rol de Colombia en la migración global hacia Norteamérica es clave desde hace tiempo.

No obstante, en México se sabe poco de eso. En Colombia las autoridades y la academia, acostumbradas al desplazamiento forzado interno por el conflicto armado, tampoco están procesando este fenómeno global con la rapidez con la que se están dando estos flujos migratorios trasatlánticos. Los migrantes provenientes de África y Asia llegan al departamento colombiano de Nariño, a través de Ecuador. De allí van a la costa del Golfo de Urabá a través del departamento de Antioquia para llegar al llamado Tapón del Darién en Panamá. Ahí se encuentran con los migrantes venezolanos, cubanos y haitianos, y de allí se dirigen por tierra a América Central, donde se les unen salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, para llegar a México. El deseo de muchos es ir a Estados Unidos y Canadá, pero tienen que quedarse en Costa Rica o México.

Para continuar leyendo hacer click en el enlace de abajo

Ir a la nota fuente