Artículo

México: corredor migratorio multifacético y dificultoso

México: corredor migratorio multifacético y dificultoso

Publicado el 22 de noviembre de 2016
por Abel Astorga Morales / Foto: Archivo Colef

Cada vez son más diversas las nacionalidades de los inmigrantes que transitan por el territorio nacional mexicano; la mayoría de ellos intentan llegar hasta Estados Unidos, aunque también existen casos de personas que deciden permanecer por tiempo indefinido en México o incluso establecerse. Así, actualmente México no sólo se caracteriza por ser un país de origen, sino también de tránsito, destino y retorno de migrantes. Los connacionales siguen siendo uno de los grupos más numerosos que intentan llegar hasta el norte; pero también destaca el caso de los centroamericanos que ingresan al país por la frontera sur y, en los últimos años, cada vez con mayor frecuencia se ha acogido a ciudadanos de casi todos los continentes. Tales eventos implican un desafío para las autoridades, propician diferencias de opinión y acción en la sociedad mexicana y, penosamente, representan una oportunidad para las bandas de delincuentes.

El primer caso a destacar, y el más conocido en los últimos años por su volumen y continuidad, es el de los centroamericanos, particularmente de ciudadanos del llamado Triangulo Norte Centroamericano (TNCA) conformado por los países de Guatemala, Honduras y El Salvador. Las condiciones de pobreza y violencia que imperan en dichos territorios, expulsan a miles de personas al exterior; el destino desde luego es Estados Unidos, a donde intentan llegar desde la frontera sur de México siguiendo múltiples rutas y medios de transporte entre los que destaca La Bestia, el llamado “tren de la muerte” que ha cobrado la vida de cientos de migrantes. Se estima que al año ingresan al país un promedio de entre 150 y 300 mil centroamericanos, la mayoría de los cuales sufrirán el maltrato de la sociedad, grupos delictivos y hasta de los elementos de seguridad: golpizas, asaltos, extorciones, secuestros, violaciones o asesinatos. Las mujeres y niños son los más vulnerables, pues se estima que antes de llegar a Estados Unidos el 80% de las mujeres y niñas provenientes de Centro América sufren algún tipo de violencia sexual. La misma vulnerabilidad es afrontada por los niños que viajan sin compañía; hasta julio de 2014 aproximadamente 70 mil menores provenientes del TNCA transitaron por México y llegaron de forma indocumentada a Estados Unidos.

Los conflictos bélicos y crisis humanitarias que se viven en África y el Medio Oriente también han colaborado en la revitalización del corredor migratorio más concurrido a nivel mundial: el México-Estados Unidos. El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que en la frontera sur, entre el 2 de agosto y el 25 de septiembre de este año, se tuvo un ingreso inusitado de “extracontinentales”: un total de 11 mil 900 personas provenientes en su mayoría de África (principalmente de República Democrática del Congo con 9 mil, y muy por debajo procedentes de Ghana, Senegal, Somalia, Mali, Guinea, Eritrea, entre otros). Los africanos viajan hasta cuatro meses desde sus países a México. Cruzar el Atlántico, sortear la selva brasileña y peruana, y atravesar en autobús o en otros medios desde Ecuador hasta Guatemala, son sólo algunas de las peripecias de su travesía antes de llegar a Chiapas para buscar asilo político.

Cubriendo un trayecto similar, desde hace meses los cubanos están arribando a México en cantidades considerables. Su caso es muy particular y diferente si consideramos que de por medio, como incentivo para el éxodo, esta la Ley de Ajuste Cubano que provee un procedimiento especial bajo el cual los oriundos de Cuba o ciudadanos cubanos y sus cónyuges e hijos que le acompañan pueden solicitar la residencia permanente. Desde su creación en 1965, esta Ley ha propiciado grandes oleadas migratorias, siendo la última de ellas la del año 2015. Hasta antes del 1 de diciembre de ese año Ecuador no solicitaba Visa al cubano que ingresara, lo cual, sumado a la creciente precarización, pero sobre todo, a la incertidumbre social que provocó en la Isla el reciente acercamiento entre los gobiernos de Obama y Raúl Castro, y el temor ante el fin del bloqueo y con ello de la Ley de Ajuste, fueron el impulso para que miles de cubanos abandonaran la Isla. El INM informó que de enero a noviembre de 2015, 8 mil cubanos ingresaron al país. Un recorrido desde Ecuador hasta Estados Unidos puede rondar los 10 mil dólares (entre necesidades básicas, transporte y coyotes), pero más difícil -o fatal- puede resultar para quienes usan una balsa para intentar llegar a Florida o Yucatán.

Otros caribeños que apenas el mes pasado arribaron en gran número son los haitianos. Más de 300 personas, incluidas mujeres y niños, saturaron los albergues en Tijuana. En el año suman más de 8 mil los inmigrantes de Haití, por lo que las organizaciones solicitan al Gobierno Federal que declare una crisis humana y puedan llegar apoyos. Sumado a todos los anteriores casos, en el año 2013 México acepto la solicitud como refugiados de 5 ciudadanos sirios que huían de la guerra, pero cientos más -en ese año y en los siguientes-, no lo lograron. El flujo reciente migratorio además incluye a ciudadanos asiáticos, sudamericanos, e incluso personas originarias de Europa del Este.

Ante tal panorama las autoridades y la sociedad mexicana tienen el reto de brindar la mayor protección y apoyo posible a los transmigrantes. Aunque, cabe destacar, los recientes resultados electorales en Estados Unidos generan incertidumbre en el tema migratorio, la retórica de campaña del hoy electo Presidente refería a lograr ‘barrios seguros, fronteras seguras, protección anti-terrorismo’. Desde enero del año 2017 se comprobará que tan cierto resulta todo ello en la práctica. Lo cierto es que se vislumbra una etapa anti-inmigratoria que implicará un mayor blindaje en la frontera. Esto puede traer consecuencias negativas para los transmigrantes, y mayores retos para México.


Abel Astorga Morales es Maestro en Historia de México y Doctorante en Ciencias Sociales de la Universidad de Guadalajara.

Clasificación

País(es)

MéxicoEstados Unidos

Tema(s) general(es)

  • Migración
  • Tema(s) especifico(s)

  • Centroamérica
  • Este artículo no tiene clasificación específica


    Artículos recientes

    Publicada el 18 de febrero de 2020

    ¿Expulsar o integrar a las personas migrantes en México?

    Publicada el 21 de diciembre de 2019

    “Ya no aguantamos más”: la protesta desesperada de inmigrantes presos en las cárceles de ICE

    Publicada el 15 de diciembre de 2019

    Costa Rica busca ayuda internacional para atender migrantes