Blog

El cierre de la frontera estadunidense y los solicitantes de asilo bloqueados en el norte de México

Publicado el 21 de octubre de 2020
por María Dolores París Pombo en Blog Nexos-El Colef "Observatorio Migrante"

En la frontera México-Estados Unidos, la crisis sanitaria provocada por el virus Sars-Cov-2 aceleró un proceso de cierre selectivo de los puertos de entrada. Más que modificar radicalmente la política de inmigración y de asilo, el gobierno de Donald Trump aprovechó la contingencia para culminar un proyecto anhelado y anunciado desde su campaña para la presidencia, que implica la extrema restricción de la entrada a trabajadores migratorios y solicitantes de asilo. Además, estableció la deportación expedita no sólo de mexicanos sino también de personas de terceros países hacia México.

El 20 de marzo 2020, el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del gobierno de Estados Unidos emitió una orden basada en su Acta de Servicios de Salud Pública suspendiendo las entradas a ese país de personas mexicanas u originarias de otros países donde existan brotes de coronavirus. La orden tenía vigencia por un mes, pero ha sido renovada mensualmente hasta el 21 de octubre. Basado en ese documento, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) prohibió los viajes terrestres considerados “no esenciales” desde México y desde Canadá. Adicionalmente, instruyó a la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP), perteneciente a ese departamento, dejar de detener a migrantes o evitar el hacinamiento en sus centros de detención temporales situados en las cercanías de la frontera y devolverlos de inmediato al país por donde entraron (México o Canadá) (DHS, 20 de marzo 2020).

Para continuar leyendo hacer click en el botón de aquí abajo 

Ir a la nota fuente