Noticia

Miles de migrantes llegan a estadio de Ciudad de México

Publicado el 6 de noviembre de 2018
por AP en Hoy Los Ángeles. Fotografía de Marco Ugarte/AP.
Esta nota forma parte de la cobertura de la Caravana migrante México 2018
Ir a la cobertura
Clasificación

Nivel legislativo

Federal

País(es)

Estados Unidos

Tema(s) general(es)

  • Migrantes
  • Asilo/Refugio
  • Tema(s) especifico(s)

  • Casas de migrantes
  • Organización No Gubernamental (ONG)
  • Asilo
  • Migración centroamericana


  • Noticias recientes

    Publicada el 21 de noviembre de 2018

    Abre CEDH expediente contra Gastélum por sus expresiones antimigrantes

    Publicada el 16 de noviembre de 2018

    Siguen llegando migrantes a Tijuana; suman más de 2 mil

    Publicada el 16 de noviembre de 2018

    Migrantes de la Caravana llegan al Chaparral

    Miles de agotados migrantes centroamericanos llegaron a Ciudad de México, donde las autoridades prepararon un estadio para acomodarlos y descansar hasta que decidan cómo seguir su camino hacia la frontera con Estados Unidos, aún a cientos de kilómetros.

    Unas 500 personas llegaron la noche del domingo y durmieron en las gradas del estadio. Para la tarde del lunes ya había más de 2,000 en el Estadio Jesús Martínez ‘Palillo’, dentro de la ciudad deportiva ‘Magdalena Mixiuhca’.

    Al centro deportivo, donde se corre la elitista Fórmula Uno y es sede de festivales y concierto, llegó gente todo el día.

    Algunos descansaban al sol o dentro de las cuatro carpas habilitadas sobre el césped o en la parte exterior, mientras varios niños jugaban. Otros aceptaban masajes que ofrecían voluntarios.

    Al mediodía algunos aprovecharon unos contenedores con agua colocados en el recinto para bañarse o lavar ropa y poco después comenzaron a formarse filas para acceder al comedor, donde empezaron a repartir almuerzos de pollo con arroz y frijoles.

    Enfrente, la gente se amontonaba sobre unas mesas buscando ropa donada que les pudiera servir.

    Otros se acercaron a los servicios médicos, donde muchos llegaban con afecciones respiratorias y lesiones por caminar.

    “Desde que llegamos no hemos parado”, dijo Tania Escobar, enfermera de la Secretaría de Salud del gobierno de la ciudad.

    Los funcionarios capitalinos esperaban recibir el lunes hasta 5,000 viajeros. Nashieli Ramírez, de la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad, aseguró que los migrantes podrán permanecer en el estadio el tiempo necesario.

    Los viajeros aún no tenían claro cuál era el siguiente paso y esperaban reagruparse para hacer alguna asamblea y tomar decisiones.

    “Queremos llegar a Estados Unidos, pero sobre todo [queremos] un trabajo digno donde sea”, comentaba Mario Madrid, un agricultor de 46 años del departamento hondureño de Santa Bárbara, que llegó con su esposa y su hijo de 11 años desde Puebla.

    José Hueso, un soldador de 51 años de San Pedro Sula, Honduras, sostuvo, sin embargo, que no aceptará nada más que llegar a la frontera. “La Ciudad de México es una escala para esperar mientras nos abren el camino para el norte”.

    La mayoría de los migrantes están convencidos de que viajar en grupo es su mejor esperanza de llegar a territorio estadounidense y dejar atrás la pobreza, la violencia de las pandillas y la inestabilidad política de sus países de origen: Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

    Yuri Juárez, de 42 años, quien cerró su cibercafé en Villanueva, Guatemala, después de ser asaltado y extorsionado por pandilleros, sopesó sus opciones: solicitar asilo en México o Estados Unidos.

    “Yo sé que la violencia está más fuerte en Honduras. Yo sé que las posibilidades de que me den asilo en los Estados Unidos son muy bajas, pero yo no puedo trabajar desde que me saquearon todas mis computadoras”, dijo.

    El presidente estadounidense Donald Trump ha ordenado el despliegue de tropas en la frontera con México en respuesta a las caravanas.

    Más de 7,000 efectivos recibieron indicaciones de apostarse en Texas, Arizona y California y el mandatario tiene pensado firmar un decreto la próxima semana, una vez pasadas las elecciones de medio término del martes.

    Este decreto podría derivar en la detención a gran escala de los migrantes que crucen la frontera y prohibir que solicite asilo todo aquel que ingrese al país.

    Sin embargo, los viajeros siguen su camino al margen de los políticos y con otras preocupaciones, como conseguir transporte.

    La jornada del lunes comenzó con complicaciones: los migrantes bloquearon brevemente el tráfico en la transitada carretera que llevaba a la capital del país para suplicar a los camioneros que pasaban por ahí que los llevaran, pero ninguno se detuvo.

    Varios lograban parar los camiones y montarse, pero dependían de la buena fe de los choferes. Algunos camioneros le pedían a la policía que hiciera descender a los migrantes y hubo quien les subió, pero cobrándoles.

    Ir a la nota fuente

    Contacto
    Tel.: +52 (664) 631 6300
    Dirección de correo electrónico:
    observatorio@colef.mx

    La información que se reproduce en el Observatorio es utilizada únicamente con fines académicos y sin fines de lucro.